Noticias / Lunes, Julio 10, 2017

Grupo Nicolás Mateos y la nueva esperanza para los compradores estafados

Muchos han sido en los últimos años los casos parecidos al acaecido con el Grupo Nicolás Mateos, promociones que se publicitaron a bombo y platillo, a las que se incorporaron multitud de personas con la esperanza de adquirir una vivienda en un resort paradisiaco y que finalmente, resultaron una completa estafa, por cuanto ni se construyeron las viviendas ni se devolvieron las cantidades aportadas.

En el caso del Grupo Nicolás Mateos, al igual que ocurriera con la Cooperativa de nuestra ciudad, Proyecto Joven, resulta que tras muchos años de Tribunales por parte de las personas afectadas, finalmente han conseguido parte de justicia, al ver a los responsables de dichas promociones sentados ante los Tribunales de justicia por la comisión de diversos delitos.

No obstante, la vía penal en el caso de los compradores sólo les consigue un consuelo parcial, por cuanto el dinero que entregaron en su día a cuenta de sus futuras viviendas no lo han podido recuperar.

Sin embargo, como muchos de los afectados ya ha hecho, hay otra vía para recuperar las cantidades aportadas a cuenta de las futuras viviendas, y esta es la demandar a las entidades financieras que recibieron los ingresos por parte de los compradores. Como ya hemos comentado en otros artículos parecidos a este, resulta que por aplicación de los establecido en la derogada Ley 57/1968, las entidades financieras tenían que cumplir con el deber legal de solicitar en el momento de apertura de las cuentas corrientes donde se iban a recibir los anticipos de los compradores, un seguro o aval que garantizara dichas aportaciones en caso de que la construcción finalmente no se llegará a realizar. Dicho deber fui incumplido por muchas entidades financieras, al igual que ocurrió en los casos analizados en este artículo.

Así, por ejemplo, en el caso de la promoción Lagoa do Coelho Resort, si bien se entregaron unos supuestos avales, lo cierto y verdad es que los mismos fueron emitidos por una sociedad que no estaba autorizada para trabajar en España, lo que quiere decir que, a efectos prácticos, es como si esos avales nunca hubieran existido.

Otro caso de “supuestos avales”, lo encontramos en la promoción que llevó a cabo la entidad Proclami Mar Menor, S.L., en la que también resultaron muchas personas afectadas y que a día de hoy, siguen luchando por sus derechos ante los Tribunales.

En nuestro despacho ya han sido muchas las personas que han confiado en nosotros y que han depositado sus últimas esperanzas en nuestra labor para conseguir su objetivo final, recuperar las cantidades aportadas a cuenta de su futura vivienda, y ello con independencia de que sean de la promoción llevada a cabo por Grupo Nicolás Mateos, por la Cooperativa Proyecto Joven, por Proclami Mar Menor o por cualquier otra. Si usted es una de las personas afectadas y aún no ha iniciado el procedimiento judicial correspondiente, le animamos a que venga a vernos y nos consulte todas las dudas sobre su caso.

Fdo. Sara Llorca (abogada mercantilista y expereta en derecho bancario)