Noticias / Viernes, Febrero 6, 2015

Protocolos familiares

*Hola, últimamente oigo mucho hablar de los protocolos familiares, ¿podría explicarme qué es?

El protocolo familiar es un acuerdo alcanzado entre los miembros de una empresa familiar –entendida por tal como aquella en la que la mayoría del capital social de la sociedad está en manos de una misma familia-, donde se regulan los principios y las reglas que regirán las relaciones entre los distintos miembros de la familia y la empresa. Dicho acuerdo, que en ocasiones puede llegar a inscribirse en el Registro Mercantil, es de gran utilidad en aquellas empresas en las que se pretende que se continúe con el negocio una vez que se produzca el relevo generacional, ya que en él se recogerá la forma en la que se llevará a cabo la sucesión, evitando conflictos entre los miembros de su familia. A este respecto, tenga en cuenta que según las últimas estadísticas sobre mortalidad de empresas familiares, únicamente el 25% sobrevive a la segunda generación, bajando dicha cifra hasta el 9% cuando hablamos de tercera generación.

*Buenos días, hace 23 años que constituí una empresa. A ella se han ido incorporando cada uno de mis hijos, en calidad de socios y de trabajadores. Actualmente uno de ellos está teniendo problemas con su mujer, y me preocupa mucho que ella pueda entrar en el negocio. ¿Habría alguna manera de evitarlo?

En primer lugar, para ver las distintas alternativas que podrían darse, tendría que saber si su hijo se casó o no en régimen de gananciales, el contenido de los estatutos sociales de su empresa así como cuándo adquirió las participaciones sociales de la misma. Si las participaciones fueran privativas de su hijo, no habría inconveniente ya que en el procedimiento de divorcio ella no tendría acceso a la parte que le corresponde a su hijo. No obstante, lo que sí le recomiendo es que dado que tiene más hijos, procedan a realizar un protocolo familiar, dónde regulen el régimen de acceso al accionariado de su empresa, el régimen económico matrimonial que debe tener cada una de las personas que accedan a su empresa, así como que su hijo realice testamento para el caso de que él faltara – esto es especialmente relevante, ya que en caso de ausencia del padre con hijos menores, el patrimonio del mismo pasaría a ser gestionado por la madre-.

*Tengo 64 años y una empresa familiar, estoy pensando en jubilarme y traspasar la sociedad a mis hijos. Sin embargo, me gustaría recibir beneficios cada año de la empresa y ver si hay alguna manera de pagar menos impuestos cuando se lleve a cabo el traspaso.

Estimado lector, la forma de llevar a cabo la sucesión de su empresa, podría regularse perfectamente vía suscripción de un protocolo familiar. En él podría recogerse la forma y manera de transmitir sus participaciones sociales a sus familiares, así como una política de reparto de dividendos distinta a la que resultaría de aplicar los porcentajes en función de la titularidad del capital. En cuanto a la posibilidad de conseguir una tributación menor, tenga en cuenta que cada supuesto es distinto, pero con un buen análisis fiscal y jurídico de la situación de su empresa, podríamos conseguir un ahorro fiscal importante para el momento de la sucesión.